OLIA, una experiencia diferente

Hace unos meses vi un comercial en el que anunciaban este tinte sin amoniaco, cuando lo vi pensé: ¡tengo que probarlo! Entonces al ir al supermercado lo encontré y elegí un tono castaño (porque quería verme natural según yo) y lo compré pero lo guardé sin usarlo unas semanas.

Según este tinte, la maravilla es que pigmenta gracias a la utilización de óleos en vez de colorantes químicos y lo hace sin amoniaco (cosa que cómo nos intoxica al teñirnos el cabello). Yo pregunté a Garnier y me dijeron que sería una “experiencia inolvidable” o algo así –obvio, es su producto- pero no me dieron más información al respecto (bu!)

Entonces un fin de semana decidí por fin probarlo y checar qué sucedía. Algo que me llamó la atención de sus advertencias es que si tienes tatuajes de henna no debes usarlo, al consultar con la compañía no me dijeron el por qué, pero me parece importante saberlo antes de aplicarlo y esa advertencia viene en varios tintes así que ¡OJO CHICAS!

Bueno, por fin llegó el momento de probarlo, mi mami querida fue la asistente perfecta y, para ella que no usa de estos tintes caseros, fue un poco difícil prepararlo ya que el botecito donde se mezcla todo no tiene una base que puedas colocar en una mesa, es más bien como la de una pasta dental, entonces no tienes soporte si estás “exprimiendo” la crema colorante, eso es un pequeño detalle: quizás requieras un poco de ayuda para vaciar el colorante en la crema reveladora.

Después de unos minutos de trabajo en equipo, mi mamá empezó a aplicarme la mezcla del tinte, pensé que iba a empezar a sentir el ardor acostumbrado que mi cuero cabelludo sentía con otros tintes, que me iban a arder mis súper delicados ojos por los gases emitidos (que TODOS los tintes producen al aplicarse) y cuál va siendo mi sorpresa que no sentía ¡NADA! Cuando me iba aplicando el tinte, lo que yo sentía era como si me estuviera poniendo una mascarilla o crema para peinar! Era increíble que no sintiera ardor ni comezón ni nada de lo que otros tintes me habían producido antes.

Después de la aplicación, obvio venía el tiempo de espera, yo ya sabía que iba a comenzar a sentir como si la piel de mi cabeza se estuviera encogiendo (que es lo que he sentido con todos) Pues con Olia de Garnier, ¡NO LO SENTÍ! Si sentí un poco de comezón pero por la misma consistencia cremosa y húmeda en la cabeza y sólo fue eso 😀

Después al enjuagarlo noté que fue algo MUY fácil, la regadera no terminó como si hubiera asesinado a alguien (osea toda manchada de tinte jeje!) y el agua salió súper transparente muy rápido, casi como si no me hubiera puesto nada. Y trae un tubo de tratamiento ENORMEEE!!

El veredicto de este producto es: Sí es bueno, sí lo compraría otra vez pero quizás en otro tono, éste castaño no me gustó mucho pero le daría otra oportunidad con algún otro tono (cuando lo cambie les subo foto porque ya tiene un tiempo que me lo apliqué y se ve la raíz jaja!) Aunque después de algunos meses de haberlo usado he notado que mi cabello se resecó mucho no sé si sea por el tinte pero desde esa aplicación las puntas se abrieron mucho y eso no me gustó mucho así que probaré otro. 😦

OLIA2

Besos hermosas! ❤

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s